5 reglas básicas para gestionar tu negocio con éxito

28 Jun 2016

Gestionar un negocio lleva consigo diversas tareas y responsabilidades. Ciertamente, ningún trabajo está libre de estrés, sin embargo, a lo largo de los años hemos ayudado a administrar negocios de todos los tamaños y sabemos que los dueños de pequeñas empresas suelen tener mayores complicaciones y en ocasiones sufrir de más. Esto se debe entre muchas otras cosas, a la escasa infraestructura tecnológica junto con la falta de disciplina y organización.

Cientos de implementaciones en pequeños negocios nos han enseñado las 5 reglas fundamentales que hay que seguir para gestionar un negocio con éxito. Inclusive, quienes no son expertos en administración, finanzas o cuestiones contables lograrán una gestión exitosa siguiendo los pasos que te presentamos a continuación:

1. Conoce la situación real de tu negocio

Una de las principales causas que generan estrés a los empresarios es la falta de información. Definitivamente algo que no podemos permitirnos a la hora de administrar nuestra compañía es no tener pleno conocimiento de lo que ocurre en nuestro negocio. Debemos estar alerta en todos los aspectos; inventarios, gastos, compras, deudas. Para esto es fundamental contar con un sistema que nos permita registrar cada movimiento, garantizando que todas las operaciones puedan ser monitoreadas y analizadas en tiempo real.

2. Planifica 

Planifica para gestionar tu negocio

El primer paso para una buena planeación es definir nuestros objetivos y metas. Debemos de planificar nuestro negocio con un propósito claro, de esta manera encontraremos la forma de estructurar los procesos, optimizar al máximo los recursos y al personal de nuestra compañía. Nuevamente es importante recalcar que para realizar una buena planificación hay que tener conocimiento de nuestra situación y llevar un registro de nuestras compras, ventas, inventarios, finanzas y contabilidad.

3. Define tu presupuesto

¿Con cuánto dinero cuentas? Una vez que tengas definido esto podrás pensar en invertir, siempre teniendo en cuenta que debes usar tu propio capital. Un movimiento inteligente para nunca poner en riesgo a tu negocio.

4. Controla tus inventarios

 

La buena organización es la base de todos los negocios. Un stock organizado será tu sistema para tener todo en orden. Un inventario ordenado será clave para realizar correctamente las cuentas de tu empresa. Una vez más, volvemos al punto de la importancia de conocer tu negocio, tener información real en todo momento que te ayudará a tomar mejores decisiones, reducir costos y evitar gastos innecesarios.

5. Involúcrate, sé un verdadero líder

Hay que ser inteligentes, involucrarnos no significa hacer la tarea de los demás ni corregirlos en todo momento. Bien dicen que “el que mucho abarca poco aprieta” y además de perder tu tiempo no estarás ayudando a que fluya el negocio. Para esto es importante contar con gente capaz y mantenerlos aprendiendo en todo momento. Involucrarte en tu negocio significa estar alerta de todo lo que pasa, obligaciones legales, tributarias, cuestiones comerciales, etc. Recuerda que tu negocio es el reflejo de tu propio liderazgo.

RELATED POST

Leave a reply