Por qué la Generación Z No Quiere Trabajar en Tu Empresa

17 May 2016

Por si no fuera poco la revolución que los millenials armaron últimamente con su entrada a las empresas, llega la generación z a estallar la guerra. Esta generación hace referencia a los jóvenes nacidos entre 1995 y 2010 que están en búsqueda de sus primeros trabajos y que no quieren ser uno más del montón.

Las empresas tendrán que ponerse las pilas si quieren retener a estos talentos debido a que sus ideales difieren mucho de los métodos tradicionales de trabajar. Para ampliar tu panorama en seguida dejamos una lista de lo que estos jóvenes están huyendo.

Poco espacio para la creatividad

No hay oportunidad para la generación Z

Es común encontrar dentro de las empresas procesos que si bien se han realizado así por mucho tiempo, nunca se ha puesto en entredicho su eficiencia. La generación z pretende aportarle a la empresa ideas frescas e innovadoras en donde sea escuchado.

Si en la empresa no hay cabida para hacer las cosas o resolver los problemas de forma diferente a pesar de obtener los mismos objetivos, entonces a estos jóvenes no les interesa trabajar contigo.

También podría interesarte: Happy Hour… ¡En la oficina!

No hay oportunidad para aportar

Muchas empresas deciden contratar jóvenes para realizar trabajos operativos y rutinarios, en donde uno nunca es indispensable, si se va uno llega otro y fin de la historia. Este tipo de trabajos no están hechos para la generación z, ellos buscan enfrentarse a verdaderos retos en donde su capacidad de innovación permita aportar grandes cosas a las empresas y en donde siempre haya algo nuevo por hacer. Ellos son felices desarrollando sus habilidades.

Existe mucha presión empresarial

Presión empresarial para la generación Z

Cuántas veces no nos hemos topado durante una entrevista de trabajo con el clásico “si hay mucho trabajo ese día te tendrás que quedar”, si en tu empresa la utilizan a menudo entonces estos jóvenes ya están listos para decir adiós. A comparación de los millenials, ésta generación prefiere desarrollarse personalmente y no profesionalmente, el trabajo no lo es todo para ellos y tienen muy en claro que hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

Son personas a las que les importa mucho el disfrutar de sus amigos y familia sin descuidar el trabajo claro, pero cuando éste sobrepasa el límite entonces se sienten amenazados.

Contratos de exclusividad

Esta generación se caracteriza por ser de alma emprendedora, si tu empresa emplea contratos de exclusividad en donde se les impida trabajar con otras empresas entonces ellos no están interesados en ese empleo. Son personas independientes orientados a resultados de corto plazo y a trabajar por proyectos, por lo que muchas veces convertirse en “freelancers” es una alternativa. Más que el dinero, lo ven como un “hobbie”.

Líderes invisibles

Líderes invisibles para la generación Z

En ocasiones los líderes empresariales se involucran tanto en su mundo que poco se les ve en la oficina o nunca dedican tiempo a saber lo que pasa con su equipo de trabajo, nadie les cuestiona y todos obedecen porque así hay que hacerlo. La generación z busca trabajar con personas con las cuáles puedan discutir de asuntos laborales, no tienen miedo a decir lo que piensan o a presentar nuevas propuestas y buscan respuestas ante sus cuestiones.

Las empresas deben prestar atención a lo que sucede a su interior y cómo un “joven z” puede llegar a cuestionar esa forma de trabajar. Los jóvenes pertenecientes a esta generación traen innovación y soluciones rápidas a la empresa, sus habilidades con la tecnología son impecables y muestran la realidad sin temor. Tenerlos trabajando para ti rompe con métodos tradicionalistas y refleja un nuevo panorama para la organización. Son personas dedicadas y no “malcriadas”  como muchos los consideran.

¿Crees que las exigencias de estos nuevos talentos cambiarán algo en las empresas o ellos tendrán que adaptarse?

RELATED POST

Leave a reply

Publicidad

Suscribite al newsletter

Síguenos

Publicidad

Publicidad