Conoce un poco más de la cultura organizacional

09 Nov 2020

Expertos en la materia definen la Cultura Organizacional como el compendio de valores, reglas, procedimientos y principios que comparten todos los integrantes de una organización, sin importar el puesto que ocupen, en este sentido, tanto la misión, visión y los objetivos que tiene tu compañía son los aspectos que definen todo lo mencionado en el párrafo anterior. Hoy en día, la Cultura Organizacional se ha convertido en una pieza estratégica de crecimiento y desarrollo.

Al definir la Cultura Organizacional se pueden detectar obstáculos y proponer soluciones rápidas y eficaces; Asimismo, de esta manera se conforman grupos de trabajo con habilidades similares para aumentar su rendimiento. Además se determina la forma en cómo funciona la organización y se adapta nuevas y mejores estrategias, estructuras y sistemas para optimizar la experiencia y el clima laboral. Por ello, es sumamente importante conocer y / o definir el tipo de Cultura Organizacional de tu compañía porque los valores y principios influyen directamente en los resultados.

Sin embargo, cada organización contiene sus propias características que la hacen única y proyectan una imagen positiva de la empresa ya continuación te enseñaremos los tipos que existen según el tipo de empresa que tengas y los objetivos que se planteen la Cultura Organizacional puede ser o, adoptar ciertas características de los siguientes tipos:

Cultura responsable

  • Orientada en el trabajo de interés social, ético e integral . Se promueven generalmente valores y son usados ​​como el norte moral de la organización.
  • Se adopta un modelo sustentable de utilización de recursos para asegurar la perpetuidad de la compañía.
  • Además, se enfoca en satisfacer las necesidades de los clientes. Es decir, todos los esfuerzos de los empleados y directivos están puestos en esta área.

Cultura humanística

  • Centrados en un modelo de atracción de talentos y generación de relaciones, usando comunicación efectiva.
  • Su apalancamiento se genera tras la atracción, desarrollo y estimulación de los talentos dentro de la organización.
  • Promueven el trabajo en equipo, la solidaridad y la capacidad de unir los conocimientos y habilidades en pro de un fin común.

Cultura competitiva

  • Una cultura centrada en la innovación, la creatividad y en permitir la iniciativa a cada empleado. De manera que cada integrante tiene la capacidad de reinventarse para permitir el desarrollo.
  • Se premian los logros y la obtención de resultados positivos, así como las conductas y los procesos orientados al mayor nivel de desempeño.
  • Sin embargo, estos tipos no pretenden encasillar a tu organización en uno solo. El escenario ideal es cuando aplicas rasgos de cada uno para definir la personalidad de tu empresa.

Conceptos que puedes implementarlo en tu compañía:

Contratar personas afines a tu cultura

Un empleado cuando se siente identificado con la organización es más productivo y feliz, por ello, además de evaluar sus habilidades en el proceso de contratación, debe evaluar su perfil sea compatible con los valores de tu empresa.

Estimular la cooperación

Cuando en una organización los empleados están compitiendo entre ellos no se enfocan en ser más productivos o tomar decisiones que beneficien a todo el conjunto. Debes evitar el favoritismo y siempre priorizar las necesidades colectivas sobre las individuales.

Congruencia con la misión, visión y principios

Estos aspectos tienen el objetivo de inspirar a los empleados y miembros de la compañía. Por ello el tomar decisiones alineadas con estos valores es fundamental. Más allá del dinero que reciben, los integrantes de la empresa deben saber que pertenecen a una organización coherente.

Valorar las opiniones

En ocasiones las mejores ideas vienen de donde menos lo esperas. Cada empleado debe ser escuchado en sus propuestas y necesidades. Respetando sus conocimientos y capacidades.

Ser abierto al cambio

Las cosas que daban resultados hace 20 años, quizá ya no sirvan de la misma manera. Por esta razón, el aferrarse a los métodos, procesos o técnicas sin permitir nuevas ideas y enfoques, puede ser una mala idea.

Mejorar los espacios

Un lugar de trabajo agradable es clave para elevar el nivel de motivación y para contribuir a un mejor ambiente laboral. No nos referimos a cambios radicales, pero sí a mantener espacios limpios y que luzca de manera agradable y cómodos.

 

 

Son muchos los beneficios que tiene el estimular y desarrollar la Cultura Organizacional. Por ello, es importante que apuestes en mejorar los aspectos que mencionamos y sin dudas, verás buenos resultados.

RELATED POST